BIRDMAN: SER O NO SER (II)

Muchos de quienes afirman que Boyhood debió imponerse a Birdman en los Oscars aluden a que, frente a la frialdad emocional que la película de Iñárritu les provoca, la obra de Linklater sí consigue conectar con el espectador, implicarlo en la historia de los personajes, emocionarlo. El contraste entre ambas películas queda además especialmente subrayado por su disparidad de estilos. Frente al teatral barroquismo de Birdman, que sepultaría el drama en capas de artificio, Boyhood conseguiría precisamente lo contrario: algo muy parecido a una transparencia estilística que sería la mejor manera de aprehender el flujo mismo de la vida y de mostrarla al espectador en su más efectiva y directa desnudez.

birdman-light

Seguir leyendo BIRDMAN: SER O NO SER (II)

BIRDMAN: SER O NO SER (I)

Hay bastante gente decepcionada por que Birdman haya sido la triunfadora de los Oscar en detrimento de Boyhood (alguno escribe en este blog, ¿eh, Labekoa?). No me interesa demasiado ese hecho en sí, ya que creo que hay que valorar los Oscar como lo que son: una gran fiesta de la industria cinematográfica, más que una instancia crítica de especial prestigio. A veces aciertan más, y otras, menos, pero siempre consiguen poner al cine, o más concretamente a Hollywood y a las películas nominadas, en el centro de la atención global. Son un perfecto marketing planetario. Pero más allá de eso, no son las Tablas de la Ley. Hay tantos casos de películas y artistas justamente reconocidos con la preciada estatuilla, según ha ido determinando después el paso del tiempo, como de obras maestras y creadores geniales ninguneados en la dorada noche del cine.

wpid-0425_Charlton_Heston_as_Moses_in_Ten_Commandments

Seguir leyendo BIRDMAN: SER O NO SER (I)

OSCARS 2015: BOYHOOD

Imagina que un día llega a tus manos una caja de cartón en la que encuentras un puñado de cintas con grabaciones caseras. El único dato a la vista es una fecha escrita en cada una de ellas. Con bastante curiosidad y algún espíritu de voyeur pones la primera de ellas y te encuentras con las imágenes de una familia muy convencional. Una pareja con dos niños: niño y niña para ser exactos. Sólo falta el perro y la imagen de una bandera con barras y estrellas al fondo para que funcione como vídeo de propaganda americana de los sesenta.

Seguir leyendo OSCARS 2015: BOYHOOD

OSCARS 2015: FOXCATCHER

Se acaba la película y en la sala reina un silencio total, parece que nadie se atreva a hablar. Me paro ya en la puerta del cine y se oyen los primeros comentarios mientras la gente se pone los abrigos y se envuelve en las bufandas para enfrentarse a una noche aún más fría que la película.

Las palabras que más se repiten son “incómoda” y “sobria”. Alguno se atreve con un: “parece austriaca”, “debería estar nominada a mejor película EXTRANJERA”.

¿Son acertadas estas opiniones? Diría que si. Seguir leyendo OSCARS 2015: FOXCATCHER