Todas las entradas por Patxi Presa

ESTOY HABLANDO DE ÉTICA

Un bosque otoñal con un suelo cubierto de hojas, grandes árboles que casi apuntalan un cielo nublado y gris. Un hombre de rodillas en actitud suplicante. Otro de pie, con un abrigo y un sombrero negros, apuntándole con una pistola. Es el cartel que anuncia Miller´s crossing.

A mediados de los años 90 yo trabajaba en un centro cultural de la ciudad, donde proyectábamos ciclos de cine. Por la pantalla pasaron títulos como Reservoir Dogs; Homicidio;  Uno de los nuestros y, por supuesto, Muerte entre la Flores. Un compañero tuvo el detalle de recoger el cartel anunciador de la película, enmarcarlo y regalármelo. Desde entonces este cartel me ha acompañado por todas las oficinas en las que he trabajado, y han sido unas cuantas. Seguir leyendo ESTOY HABLANDO DE ÉTICA

SYMPATHY FOR THE DEVIL

El relato de la intromisión de un ser maligno en una plácida comunidad es un modelo narrativo clásico. Si bien esta aparición del mal siempre genera desastres y desgracias, la comunidad unida contra el mal reacciona catárticamente o surgen unos héroes que se enfrentan a la agresión. Este final en positivo explica, parcialmente, el éxito multitudinario de la figura del maligno en el cine.

El argumento de una fuerza demoniaca instalándose en una casa, en una familia, en una comunidad, en aquello cotidiano y casi sagrado tiene una referencia clásica en Rosemary´s baby (La semilla del diablo, 1968) de Roman Polansky. Ambientada en un bloque de apartamentos siniestro, el film abrió un camino en el cine del género, incluyendo una nueva óptica con el personaje del Diablo en la tierra, una óptica más extremista que cualquier película anterior: el pacto satánico y el nacimiento del hijo del Demonio.

El Exorcista (The Exorcist, 1973) de William Friedkin explotó el asunto de la presencia diabólica llevándolo también al extremo pero en versión posesión satánica con el terror religioso. Su éxito se atribuyó a la austeridad y al realismo de la historia. La cinta planteó la dicotomía entre la ciencia y el laicismo contemporáneo, por un lado, y por otro, formas de creencia y religiosidad aparentemente superadas en el siglo XX. En palabras de su director: «Es una parábola del cristianismo, de la eterna lucha entre el bien y el mal». Seguir leyendo SYMPATHY FOR THE DEVIL

LARGO Y TORTUOSO ES EL CAMINO

 

John Milton escribió: “Largo y tortuoso es el camino que conduce de la oscuridad a la luz”. Sólo estoy de acuerdo con la primera parte. La frase pertenece a “El paraíso perdido”, una obra muchas más veces citada que leída y que tiene su papel en este film sombrío y visionario en el que la luz, por otra parte, apenas tiene presencia.

Todas las horas de catequesis con las que, en nuestra infancia, intentaron hacernos memorizar mandamientos y oraciones, no fueron tan efectivas como los 127 minutos que dura Seven.  Seguir leyendo LARGO Y TORTUOSO ES EL CAMINO

ELEGÍ UN MAL DÍA PARA DEJAR DE OLER PEGAMENTO

 

Humor negro y dobles sentidos. Parodia al cine de catástrofes y al cine en general. Chistes escatológicos, irreverentes, políticamente incorrectos. Todavía hoy Aterriza como puedas (Airplane!, 1980)sigue siendo un referente en la comedia, y no ha envejecido nada mal. Cierto que aparecen cabinas de teléfono, en los aviones se podía fumar, y no existían los ordenadores, pero dejando esto aparte, el resto puede contemplarse perfectamente. Y para que una película que casi tiene 40 años siga viéndose casi tan fresca como el primer día, tiene que ser una gran película. Seguir leyendo ELEGÍ UN MAL DÍA PARA DEJAR DE OLER PEGAMENTO

YO CREO EN DIOS, PERO LA ÚNICA COSA QUE ME ASUSTA ES KEYSER SÖZE

 

Un comienzo engañoso. Una imagen nocturna con música suave. El agua en el puerto de Los Angeles en una noche tranquila. Pero algo va a suceder. Una escena dramática. Un tipo gravemente herido que intenta hacer explotar un barco. Otro tipo que lo remata. Un tercero que observa escondido. Y rápidamente nos encontramos en una comisaría de policía donde el detective, Dave Kujan (Chazz Palminteri), interroga a un sospechoso, “Verbal” Kint (Kevin Spacey).

Desde ese momento, la acción de Sospechosos habituales (The Usual Suspects, 1995) se desdobla en dos tiempos, presente y pasado. Vamos a ver todo lo que sucede en la comisaría- en el despacho donde se produce el interrogatorio- y todo lo que ocurrió antes de la explosión en el puerto, contado por Verbal. Seguir leyendo YO CREO EN DIOS, PERO LA ÚNICA COSA QUE ME ASUSTA ES KEYSER SÖZE